Consejos para el diseño de páginas web

El diseño de páginas web ha cambiado mucho en los últimos años. Adaptado a las tendencias de cada momento, ha pasado por épocas en las que era más efectista y grandilocuente, abusando de recursos gráficos para captar la atención del navegante, después pasó a ser puramente informativo dándole prioridad al contenido sobre la forma y así ha ido evolucionando hasta llegar a lo que es hoy en día, una mezcla de todo lo anterior. Por eso, hemos tenido que ir aprendiendo sobre la marcha y creciendo a la vez que se desarrollaban nuevas tecnologías y plataformas de diseño web.

Hay que tener claro que un buen diseño, no es solo un diseño bonito, sino un diseño funcional y práctico. Ser estético y no ser operativo es fracasar en nuestro trabajo. En cualquier caso, es un sector caracterizado por su fugacidad y el cambio rápido de tendencias. Aún así, podemos hablar de unas líneas generales que se pueden mantener a lo largo del tiempo y te servirán como directrices.

Así que aquí dejamos varios consejos que siempre funcionan a la hora de plantear o realizar el diseño de páginas web:

– Nuestra página web debe ser rápida a la hora de cargar y cuando navegamos en ella. Si nuestra web es lenta o la carga no es inmediata, nuestros usuarios no se quedarán mucho tiempo, por muy atractivo que sea el diseño de esa web.

Diseño diferenciador. Como hemos comentado al inicio de este post,hay tendencias que marcan épocas y hoy en día, la mayoría de las web tienen una estética parecida. El uso de plataformas como WordPress ha hecho que Internet se estandarice en cuanto al diseño de las páginas web. Por eso, tenemos que buscar ser diferentes. No te olvides que la primera impresión es la que cuenta. Nuestra página principal o home debe ser potente, muy visual. Es interesante usar imágenes llamativas y de gran tamaño, los vídeos, muy usados últimamente, nos ayudan a captar la atención de los navegantes. El uso de una buena tipografía, la adecuada inclusión de los espacios en blanco o alternar colores según la información que acompañen; son algunos recursos que también pueden ayudarnos a la hora de mejorar el diseño de nuestra página corporativa online.

Usabilidad y claridad. Debemos presentar el acceso a la información de forma sencilla. El usuario debe encontrar lo que busca rápidamente y no perderse en una nube de colores e imágenes que no tienen coherencia. Una disposición sencilla de los elementos facilitará la navegación en nuestra web. Y sin duda, esta debe ser una de las grandes premisas para todo diseñador web.

Información organizada y bien estructurada. Debemos resaltar los mensajes principales con titulares que llamen la atención y definan nuestra actividad, usar subtítulos para informaciones secundarias y el cuerpo de texto para explicar más detalladamente aquello que queremos comunicar. Todo esto nos ayudará a posicionarnos y hará que la web se comprenda de forma adecuada.

Menos es más. A veces lo más sencillo es lo más efectivo. No es bueno perderse en las formas. Recordemos que la gente usa una web para obtener alguna información, por eso nuestro trabajo es hacerle esa búsqueda sencilla y a la vez agradable. Un diseño web adecuado ayuda a que el usuario se sienta más cómodo. Debemos transmitir imagen corporativa y marca y por supuesto, adaptarnos al producto o servicio que estemos ofreciendo. Si tu web es de trajes de novia, no la diseñes en negro y amarillo con letras góticas o si es una clínica puedes tender a emplear colores azulados o verdosos.

El diseño de páginas webs es más que elegir colores, imágenes o tipografías. Diseñar una web es entender como los usuarios ven el mundo, como piensan y se comportan.

Deja un comentario